#FIUERSWORD: ‘MALDITAS REVELACIONES’ DEL FIUER UNAI MARTÍNEZ

#FIUERSWORD: ‘MALDITAS REVELACIONES’ COPYWRITING BY  UNAI MARTÍNEZ

RELATOS DESDE LA FIUHOUSE. Unai Martínez es una de las promesas del copywriting que forman parte de nuestra comunidad.

Unai, junto al equipo de FIU, presentan la nueva sección de relatos inspirados en lxs creativos de la FIUHOUSE. Tenemos claro que más de uno se identificará con las experiencias que nos cuenta esta nueva sección del gran Unai.

 #FIUERSWORD es las sección de copies de la #FIUHOUSE. Estas historias están hechas por y para lxs fiuers!

 

Ilustración by FIUER:    HEYMAU

Ilustración by FIUER: HEYMAU

EP1 Malditas revelaciones

 

Me removí, abatido, en la silla de al fondo de la cafetería. Esa zona de FIU siempre me ha transmitido cierta calma creativa. Puedo ver a la gente pasar y trabajar sin que vean que yo estoy en el Marca.

 

David llegaba más de 20 minutos tarde, como era de costumbre en él. Mientras, yo apuraba las últimas gotas de la copa de cerveza. Dicen que lo más rico de una siempre está en el fondo. Los duendecillos que la sirven, echan primero las mejores gotas para que siempre tengas ganas de pedirte una más. O eso me hago creer para no sentirme mal cuando lo hago.

 

David se excusó, como es de costumbre en él también, y le conté el motivo por el que necesitaba verle.

 

“La naturaleza es caprichosa. Me paso 8 horas al día, durante 5 días a la semana, sentado frente al ordenador y no soy capaz de dar con el concepto, la tipografía y el color que el cliente quiere para su logo. La letra es poco divertida, pero son una empresa sería. Quieren un 15% más de misterio en el logo, pero no entienden el concepto que hay detrás. En cambio, luego tengo una maldita revelación que me cambia la cara cuando menos me lo espero.

 

Esta mañana presentaba el proyecto definitivo. Iba ser un drama porque no tenía nada mejor que una identidad corporativa con letra poco divertida y un 15% menos misteriosa de lo que ellos esperaban.

 

Antes de ir a la agencia, decidí darme una ducha fría. Cuando siento que no me merezco una ducha caliente, pongo la temperatura al mínimo. Es una especie de autoflagelación. Esta mañana, apuraba mi café dentro de una de estas penitencias polares, cuando tropecé y la taza, hirviendo, me cayó en un brazo. No me preguntes por qué, pero entre las prisas, el golpe y la canción de hielo y fuego, me vino a la mente un logo perfecto. El Logo. ¿Sabes cuando te entran cosquillas en el estómago porque sientes que tienes algo grande entre manos? Pues allí estaba, todo un enjambre de cosquillas.

 

Salí de la ducha dolorido y enjabonado, me puse a diseñarlo como un loco y pude acabar con satisfacción un proyecto que, por fin, estaba a la altura de las expectativas.

 

Todo era de color de rosa hasta que el cliente hundió su rodillo en un negro carbón e hizo un cuadro conmigo. Y con el nuevo logo. Aún no entiendo por qué no le gusto.”

 

David me miro fijamente, así como él solía hacer, que no sabes si te ha escuchado o está contando los lunares de tu cara. Frunció el ceño, pero seguía mudo.

 

– David… ¿Por qué crees que no les gustó? – le volví a preguntar, nervioso.

– ¿Se lo contaste igual que me lo estás contando a mí?

– Sí.

 

Un silencio sepulcral inundó la cafetería y Barcelona entera.


Te recordamos que la FIUHOUSE es el hogar del talento creativo emergente y que tenemos ganas de conocer a todo aquél/lla que quiera despegar y ver como su carrera profesional en la industria creativa va a más. FIUHOUSE es el club de creativxs emergentes dedicado a la co-creación, preparación y difusión del mejor talento emergente.

Súmate a nuestra comunidad rellenando este formulario: